viernes, 22 de marzo de 2013

La Situación de las Entidades Locales en México (2/3)


La Situación de las Entidades Locales en México (2/3):

El diseño que presenta actualmente el municipio en México, no ofrece ningún incentivo para el desarrollo de políticas públicas de largo plazo, ni siquiera de mediano. El periodo de gobierno se limita a tres años de administración salvo contadas excepciones donde el periodo es de cuatro años; la carrera política supera la planeación de una administración local, ya que el municipio sirve de puente en la mayoría de los casos para escalar a otros puestos públicos de mayor trascendencia y poder.

Existe la necesidad de una administración local profesional, además de establecer un ritmo de descentralización adecuado a las condiciones que tiene México referido a la heterogeneidad económica, política y social en sus gobiernos locales. El discurso oficial expresa la incisiva tarea del gobierno federal para promover un proceso de descentralización fiscal, pero en la práctica no existe tal evidencia.  

Las reglas federales no clasifican a los municipios por tamaño y capacidad para diferenciar la autoridad responsable del gasto, la autoridad para solicitar créditos, los requisitos para la presentación de informes o la elegibilidad para contar con apoyos técnicos. Los detalles del problema y las soluciones adecuadas son diferentes para municipios y para estados y muchas veces la implementación de políticas públicas obedece a situaciones de alto impacto mediático y no a una selección estratégica que conlleve un fin social. 

La reforma del servicio profesional civil en los gobiernos locales es necesaria y tal vez inevitable, pero esta reforma solo tendrá un efecto limitado mientras los antiguos incentivos sigan vigentes. Los funcionarios de los gobiernos locales responden a los estímulos a los que se enfrentan. Si esos incentivos obstaculizan las iniciativas y favorecen la ineficiencia en sus políticas públicas, encontrar una administración local irresponsable y sobretodo ineficiente no será de gran sorpresa.

Un ejemplo concreto: el problema al que se enfrentan los municipios es la enorme cultura de no pago de los impuestos. Este factor es sin duda importante a la hora de implementar políticas, ya que delimita la base potencial de recaudación. Un mecanismo para tratar de solucionar este problema ha sido facilitar el pago a los contribuyentes estableciendo módulos de fácil acceso y cercanos a sus domicilios para que efectúen su pago. Así se ha llegado a la automatización del pago vía medios electrónicos como el Internet. La regularización de adeudos también ha sido un factor importante para atraer al contribuyente para ponerse al corriente en sus pagos al otorgarles descuentos importantes en sus montos atrasados de impuestos.  

Realizar un esfuerzo por tener una paridad entre los ingresos propios y las transferencias federales trae sin lugar a dudas costos políticos para las autoridades. Sin embargo, el municipio también debe entender que puede tener una administración eficiente en caso de tomar medidas de corto plazo y oportunas que favorezcan sus ingresos propios y se enfrente a escenarios favorables que evidencien equilibrios entre una diversidad de oferta de bienes públicos que satisfaga la demanda de las preferencias de los consumidores.

En los términos del Banco Mundial, es útil pensar en la agenda de políticas para la descentralización no sólo como una lista de medidas para el corto, mediano y largo plazo, sino también como una serie de etapas que pongan en marcha varias líneas de reforma; estas opciones son:
  1. Fortalecer la capacidad de los gobiernos locales: la documentación, el reconocimiento y la divulgación de prácticas eficaces tienen un poderoso efecto en términos de demostración y aprendizaje.
  2. Apoyo a los  esfuerzos locales para el impuesto predial: nuevos incentivos y acuerdos estatales-municipales para estimular la cooperación para un mayor esfuerzo fiscal local. 
  3. Transferencias Intergubernamentales: cambiar los incentivos hacia la eficiencia y que las fórmulas para transferencias no sancionen a los que aumenten sus propias rentas. 
  4. Instituciones fundamentales para la descentralización y mejorar la información y las normas contables: establecer un sistema de rendición de cuentas claras en los gobiernos municipales.
  5. Diferenciar a los municipios de acuerdo con su capacidad. 

Todas las opciones de trabajo señaladas anteriormente tienen costos políticos; pero hoy los gobiernos deben de preocuparse por establecer acuerdos entre niveles de gobierno en vista de efectuar una administración eficiente que trascienda de su periodo legal de gobierno y que represente el inicio de planes de mediano y largo plazo y no se quede en la mediocridad de formular políticas públicas inoperantes, fuera de la realidad en la que vivimos y que incurran solamente en costos para la sociedad.

Jorge A. Silva
Economista y Maestría en Administración y Políticas Públicas por el CIDE (Centro de Investigación y Docencia Económica). Actualmente se desempeña como Coordinador de Programas del Banco de Desarrollo de América del Norte (NADBank).

No hay comentarios: