martes, 5 de marzo de 2013

La oferta/demanda de Doctores (Ph.D.) en el mundo

Pocas veces le dedico un post entero a 1 solo artículo, pero esta vez el artículo es destacable por si mismo, ya que a mí parecer refleja el impacto económico de un país, en función del número de Doctores que produce y la capacidad de este mismo país para absorber ese capital de trabajo, y no solo en sus sistemas educativos, sino además, en el sector privado.

La idea anterior parte de dos supuestos:
  1. Estados Unidos es una economía hegemónica por su gran producción científica, así como, su gran absorción de investigadores en sus instituciones científico/académicas
  2. Alemania es una potencia por su capacidad de inserción laboral de doctores en el sector privado

Ahora pasemos a analizar el artículo publicado por la prestigiosa revista Nature: 

David Cyranoski , Natasha Gilbert , Heidi Ledford , Anjali Nayar & Mohammed Yahia (2011). Education: The PhD factory. Nature 472, 276-279.

El artículo analiza los siguientes países: Japón, China, Singapure, Estados Unidos, Alemania, Polonia, Egipto e India.

En tan solo 10 años (1998-2008) tan sólo el número de doctores en ciencias ha crecido un 40% (34.000 en los países miembros de la OCDE). El artículo señala que la oferta de doctores ha aumentado a la demanda en estos países, generando un nivel de desempleo en estos altos niveles. A su vez, señala que la calidad de los doctores en China y la India son de baja calidad. Y que Alemania es el único país que ha definido sus doctores como formación de alto nivel en las carreras fuera del ámbito académico.



En el primer gráfico se muestra el crecimiento en la generación de doctores, cabe destacar que China lidera la expansión con un 40%, le sigue México con un 17,1%, seguido de Dinámica (10%) y la India en cuarta posición (8,5%). Las mayores economías desarrolladas se encuentran por debajo de las economías en vías de desarrollo (China, México e India): Japón (6,2%), Australia (6,2%), Reino Unido (5,2%), Estados Unidos (2,5%), Canadá (1%), Alemania (0%).

Lo anterior, podría significar 2 cosas:
  1. Las economías en vías de desarrollo serán potencias mundiales si logran colocar a sus doctores en el mercado laboral.
  2. Las economías desarrolladas controlan mejor su oferta/demanda de doctores.

Japón: Un sistema en crisis

De todos los países en los que graduarse con un doctorado en ciencias, Japón es sin duda uno de los peores. En la década de 1990, el gobierno estableció una política para triplicar el número de investigadores postdoctorales a 10.000, e intensificó la contratación de doctorado para cumplir con ese objetivo. La política estaba destinada a adecuar la capacidad de Japón para que coincida con la ciencia de Occidente.

Japón es de esos países desarrollados, donde las personas ya no van a la universidad, por tanto, no se necesitan más profesores, estancando la contratación de los doctores en los centros, aunado que las empresas contratan personal con estudios de bachillerato, donde los forman ellos mismos como técnicos (a un bajo coste salarial), por tanto, el sector privado tampoco requiere de doctores.

De las 1.350 personas investidas como Doctor en Ciencias Naturales en 2010, poco más de la mitad (746) tenían ya puestos de trabajo a tiempo completo en el momento en que se graduaron. Sin embargo, sólo 162 estaban en las ciencias académicas o servicios tecnológicos; del resto, 250 tomaron posiciones de la industria, 256 entraron en educación y 38 consiguieron trabajo en el gobierno.

China: Cantidad versus calidad

El número de doctores en China está por las nubes, con unas 50.000 personas que se gradúan con doctorados en todas las disciplinas en el año 2009 - y según algunos cálculos que ahora supera todos los demás países. El principal problema es la baja calidad de muchos de los graduados.

Yongdi Zhou, un neurocientífico cognitivo de la East China Normal University de Shanghai, identifica cuatro factores que contribuyen. La duración de la formación doctoral, a los tres años, es demasiado corto, muchos supervisores de doctorado no están bien calificados, el sistema carece de control de calidad y no existe un mecanismo claro para eliminar a los estudiantes pobres.

Aún así, dicen, que encontrar trabajo para un doctor en China es más fácil que en Estados Unidos, el problema radica en que, al ser una economía cerrada, hace falta de la internacionalización de las universidades para aumentar la calidad de la formación de los doctores.

Singapur: El crecimiento en todas direcciones

El panorama es mucho más optimista en Singapur. En este sentido, en los últimos años la inversión y expansión en el sistema universitario, así como, en la ciencia y la infraestructura tecnológica, incluyendo la fundación de dos nuevas universidades financiadas con fondos públicos. Esto ha atraído a estudiantes de nivel nacional e internacional. La inscripción de los nacionales de Singapur en los programas de doctorado ha crecido un 60% en los últimos cinco años, a 789 en todas las disciplinas - y el país ha reclutado activamente a estudiantes extranjeros de postgrado de China, India, Irán, Turquía, Europa del Este y más lejos.

En el caso de Singapur, al haber tenido un sistema universitario tan poco desarrollado en muchos años, ahora, puede absorber su producción de doctores en ambos ámbitos: tanto el académico como en el sector privado.

Estados Unidos: La oferta versus la demanda

Estados Unidos es consiente, que necesita más doctores, y lo más importante, sus políticos desean que este capital humano sea absorbido en el mercado laboral de este país.

El problema de Estados Unidos, ha sido que en los último años, su economía ha perdido la capacidad de absorber esta mano de obra altamente cualificada (véase el siguiente gráfico).



Esto también se debe que contratar a un posdoc sale por la mitad de un científico, es decir, la generación de posdocs está abaratando el mercado laboral de los doctores con experiencia laboral.

Alemania: El PhD progresivo

Alemania es el mayor productor europeo de graduados de doctorado, resultando unos 7.000 doctores en ciencias en 2005. Después de un rediseño de sus programas de educación de doctorado en los últimos 20 años, el país también está en el buen camino para resolver el problema de exceso de oferta.

El problema en Alemania, no es el empleo de los doctorandos, es que se está quedando atrás en la formación de doctorandos comparado con China e India.

Polonia y Egipto

El crecimiento en el número de doctorado entre la vieja guardia de Europa podría estar disminuyendo, pero algunos de los países del antiguo bloque del Este, como Polonia, se han visto aumentos dramáticos. En 1990-91, las instituciones polacas tenían matriculados 2.695 estudiantes de doctorado. Esta cifra se elevó a más de 32.000 en 2008-09.

El problema en Polonia, es que pocos se doctoran.

Egipto es potencia de Oriente Medio para los estudios de doctorado. En 2009, el país contaba con unos 35.000 estudiantes matriculados en programas de doctorado, frente a 17.663 en 1998. Pero el financiamiento no ha seguido el ritmo de la demanda.

El problema en Egipto, es un problema de financiación de la educación. Aunado a la actual inestabilidad política que esta atravesando el país.

India: Se buscan Doctores

En 2004, la India produjo alrededor de 5.900 doctores en ciencia, tecnología e ingeniería, una cifra que ha crecido hasta algunos 8.900 al año. Esto sigue siendo una fracción del número de China y Estados Unidos, y que el país quiere muchos más, para que coincida con el explosivo crecimiento de su economía y población. El gobierno está haciendo grandes inversiones en investigación y educación superior - incluyendo un aumento de un tercio en el presupuesto de la educación superior en 2011-12 - y está tratando de atraer inversiones de universidades extranjeras. Se espera que hasta 20.000 doctores se gradúan cada año en 2020.

El problema que padecen aquí, es la falta de estudiantes de doctorado

Aunque el artículo no comenta el caso de México, haré yo mi análisis en base a lo poco que se:

En el sector académico en México, hacen falta doctores; en el sector público probablemente si absorba una cantidad representativa de doctores, en el sector privado desconozco el mercado laboral de los doctores, pero supongo que debe de ser muy baja la demanda, si fuese lo contrario, se vería reflejado en su economía, cosa que no sucede. La calidad de los graduados de Doctorado en México, debe de ser superior comparado con los graduados en China e India, compitiendo más con la calidad de los graduados de las economías desarrolladas.

Como resumen de las conclusiones más relevantes de este artículo tenemos que:
  1. Es importante el papel de la internacionalización en las universidades (para garantizar la calidad de los graduados).
  2. El sector privado debe de aprovechar la inclusión de doctores en sus plantillas laborales, generando así una mejora de la empresa a los más altos niveles.

Más sobre el tema:

No hay comentarios: