España quiere que el BCE le garantice una prima de 200 puntos si pide el rescate


He puesto el mismo titulo a esta entrada como la de la fuente: España quiere que el BCE le garantice una prima de 200 puntos si pide el rescate.

Que esto quiere decir: "limosneros, pero con garrote".

Recordemos, que hace unos meses se anuncio que España iba a pedir el rescate, que en realidad era una línea de crédito según con condiciones muy favorables.

Al final, pasó el tiempo, y si será un rescate, pero España no lo quiere pedir.

Y también es verdad, que la UE no quiere que lo pida, ya que suponen, que si España pide el primer rescate, seguro habrá un segundo; por tanto, ambas partes están haciendo tiempo, el prestamista para asegurarse que España no necesite un segundo rescate y el prestatario, que las condiciones no sean tan duras.

Esto es pura Teoría de Juegos, hay un agente (España) y un principal (UE) y no hay un conflicto de intereses, al contrario, en este juego, hay un juego común: que se alinie España a lo que dice y señale la UE; tan simple como eso.

El problema, es que el tiempo se esta acabando, se esta presionando para alcanzar lo más pronto posible la consolidación fiscal y bancaria de la UE; pero a España le queda poco tiempo, ya que primero, los presupuestos del Estado que ya son malos y negativos para la economía 2013, se sabe de antemano que son temporales, ya que dentro de poco, deberán/volverán a ajustarlos más; segundo, ya hay problemas de liquides para pagar nominas en todos los niveles del Estado y Comunidades Autónomas, ya hay casos, de empleados tanto públicos como particulares que prestan servicios a las instituciones públicas, que no están cobrando desde hace 3 meses.

España necesita el rescate, y urge inyectarle un poco de liquidez al sistema económico, y no lo que esta pasando, que ya están arrastrando impagos, al no haber dinero en circulación, el sistema económico español se volverá una bomba de tiempo que se colapsará de golpe, y cuando esto pase, 100 mil millones de euros no serán suficientes ya que que estos efectos negativos son exponenciales.

El problema del déficit español es un problema de optimización de los recursos estatales, que pidan el rescate, e inyecten sabiamente los recursos a la economía incentivando un crecimiento que no sea ni efímero ni marginal, sino efectivo, debería de ser el objetivo a corto plazo del gobierno español, por desgracia, los políticos al frente poco saben de economía...

Comentarios