jueves, 18 de junio de 2015

Estructura de financiación de la investigación en España

Como resultado en España de la crisis económica 2008/2009, uno de los sablazos de la política de austeridad basada en los recortes, fue en I+D (Investigación y Desarrollo).

De pronto, informaban a los Centros e Institutos de Investigación en el país, que la mitad de la financiación que recibían, ahora iba a verse reducida de manera sustancial. Los resultados: proyectos nacionales abandonados, despidos o la no renovación de contratos/becas, investigadores trabajando gratis mientras sale algo (becas, contrato con cargo a proyecto, etc.), investigadores que en algún momento se ficharon del extranjero para traerlos a España, volviéndose al extranjero, etc. En definitiva, un panorama desolador para la investigación en España fue el resultado de los recortes post-crisis.

Visto desde la perspectiva española (aquella basada en que todo debe de ser ayudas y subvenciones), los recortes se han cargado la investigación española. Desde la perspectiva, digamos "capitalista", España se ha vuelto un país más competitivo en I+D.

En el siguiente gráfico se muestra la estructura de financiación de la investigación en España:


Como se puede apreciar claramente, la financiación de la administración pública nacional ha caído en picado. Sin embargo, ha aumentado la financiación por parte de los programas de investigación de la Unión Europea, que son los proyectos más competitivos en Europa.

Y este resultado se nota y es más que evidente: España logra 553 millones de euros en el primer año de H2020, esto sitúa a España como el quinto receptor de ayudas de la UE28.

En el gráfico también se aprecia que, aunque la financiación de la investigación en las universidades españolas, por parte de la administración pública autonómica, descendió hasta el año 2012, ha pegado un repunte significativo a partir del 2013. Mientras que la financiación propia por parte de las universidades muestra un ligero aumento constante.

A la cola de la financiación de I+D en las universidades españolas, tenemos a otros organismos internacionales, las empresas (financiación privada) y las administraciones públicas locales.

En la siguiente tabla, se muestra en detalle la estructura de financiación del 2010 al 2013 en las universidades españolas.



El verdadero problema de la investigación en España, no son necesariamente los recortes de la administración pública nacional, sino la falta de reformas en el marco legal de inversión entre el gobierno, la universidad y las empresas.

Cómo se financian las universidades en Estados Unidos:
  • Las universidades se financian a través del pago de las tasas en un 80% las privadas y en un 40% las públicas.
  • Las contribuciones públicas en las universidades públicas suele ser alrededor entre el 20% y el 60% (este porcentaje varía según los resultados y la calidad de las instituciones educativas).
  • La selección del profesorado depende de cada departamento tiene autonomía para buscar y contratar a los mejores profesores que pueda encontrar. Luego están a prueba unos años y si su investigación y docencia son excelentes según una evaluación interna y externa, se les concede la titularidad. Los salarios no están regulados, ni en las universidades privadas ni en las públicas, por lo que hay una competencia muy fuerte por atraer a los profesores con mayor potencial.
  • El diferencial o el superplus de la financiación de las universidades americanas, se obtiene de las tasas, contratos de investigación con empresas y donaciones.
  • Estos porcentajes variados entre instituciones incentivan la competencia entre ellas, a través de la captación de alumnos, la contratación de profesores e investigadores de prestigio y en la captación de donaciones personales y empresariales.
  • Por tanto, las ayudas financieras se centran más en los estudiantes que en los centros.
En definitiva, las universidades en Estados Unidos, es un sistema descentralizado, poco rígido en el control de los poderes públicos, con un alto grado de competitividad (captación de fondos, alumnado, investigación y profesorado). Sin embargo, si es verdad y la mayor crítica de este sistema educativo (modelo anglosajón), es que es un sistema de acceso universal en función de la economía del individuo. Pero, que reconoce y premia a los mejores alumnos de escasos recursos a través de un sistema de becas deportivas o por estudios. En España, directa y sencillamente, es todo lo contrario.   

Estas son las cinco universidades con más fondos de contratación de I+D+i en euros (el dinero que las empresas dan a las universidades para proyectos).
  • Universidad Politécnica de Madrid: 53,9 millones.
  • Universidad de Sevilla: 29 millones.
  • Universidad Complutense de Madrid: 22, 5 millones.
  • Universidad de Barcelona: 22,3 millones de euros.
  • Universidad Politécnica de Valencia: 14,2 millones. 

No hay comentarios: