El aumento de la deuda corporativa

En el primer gráfico del día de hoy se muestra el avance de la deuda a nivel global:

El gráfico muestra en color negro la proporción d la deuda que corresponde a empresas no financieras, en azul la deuda pública o del gobierno, en rojo la deuda de las instituciones financieras y en verde la deuda de los hogares o familias. Lo alarmante de este gráfico, es que la deuda global (la suma total), ha aumentado en un 42 por cien durante el cuarto trimestre del año con respecto a la década anterior.

A continuación, se muestra la deuda de los bancos:

Sin embargo, lo curioso de este gráfico es que muestra que la banca, se ha comportado más discreta en cuanto a la deuda, a partir de la crisis financiera internacional de 2008.

Lo que nos hace preguntarnos ¿Estamos en una burbuja de deuda corporativa? En la década transcurrida desde la crisis financiera mundial, el valor de los bonos en circulación de las empresas no financieras casi se ha triplicado, debido principalmente al crecimiento de la deuda corporativa en los mercados emergentes.

Es por eso que los reguladores y los legisladores deben continuar monitoreando los riesgos existentes y potenciales, tales como los que surgen de las permutas de incumplimiento crediticio (Credit Default Swaps) sobre los prestatarios corporativos o la bursatilización compleja de los bonos.

Por tanto, esta deuda corporativa creciente ¿podría ser un peligro o una promesa? ya que la emisión de bonos corporativos ha aumentado 2.5 veces en los últimos diez años, creando un mercado más amplio y profundo en muchos países (prometedor). Pero hay riesgos crecientes (peligros). En el último informe sobre la deuda global, el McKinsey Global Institute analiza en profundidad el crecimiento del mercado de deuda global centrado sobre la deuda corporativa, donde podrán estar al tanto de todas las posibles implicaciones a tener en cuenta.

Comentarios