Producción de petróleo vs. precios del petróleo


Los avances tecnológicos que permiten a los productores de petróleo extraer petróleo crudo de las formaciones de Shale (fracking) han remodelado el panorama de la producción de petróleo de los Estados Unidos en los últimos 10 años. Desde 2008, la producción de petróleo shale ha aumentado de alrededor de 450,000 barriles por día (bpd) a más de 5 millones de bpd y ahora representa más de la mitad de la producción total de petróleo crudo de los Estados Unidos.

Este aumento en la producción no tiene parangón en una escala global: en 2017, EE. UU. se convirtió en el país petrolero más grande con un promedio de 14,6 millones de barriles por día de petróleo crudo, petróleo y biocombustibles, 2 millones de barriles por día más que Arabia Saudita.

Como se puede apreciar en el gráfico, entre junio de 2014 y febrero de 2016, el precio del petróleo WTI cayó de $ 105.79 a $ 30.32 (línea roja). En ese momento, la creencia era que la caída abrupta de los precios llevaría a las empresas productoras de petróleo en los EE. UU. a recortar la producción en los yacimientos de shale.

Durante ese mismo período, la producción total de petróleo en los EE. UU. disminuyó de aproximadamente 9,6 millones de bpd a aproximadamente 8,6 millones de bpd (suma de barras azules y anaranjadas). Posteriormente, la producción se ha recuperado a cerca de 10 millones de bpd, en parte debido a una economía mundial en crecimiento.

No es de sorprender que la figura muestre que la reducción en la producción de petróleo entre 2014 y 2016 fue impulsada casi por completo por los cambios en la tasa de producción de petróleo de esquisto bituminoso, mientras que la producción convencional se mantuvo relativamente estable.

Impacto de los bajos precios del petróleo en la perforación no convencional

¿Qué significa esto para el petróleo no convencional cuando los precios del petróleo son bajos? La naturaleza de la operación permite a las empresas reducir las tasas de extracción cuando los precios bajan y se espera que los precios futuros sean bajos. Además, cuando los precios son altos, las empresas pueden regresar a pozos no convencionales que se han intervenido previamente y reanudar la extracción, aunque a un costo mayor.

Estas características sugieren que la producción de petróleo puede estar restringida a una banda de precios que se rige por el costo de la extracción de petróleo no convencional. Cuando los precios del petróleo se elevan por encima del punto en que la extracción de esquisto se vuelve rentable, los productores comenzarán a extraer de los pozos de esquisto bituminoso.

Si los precios continúan aumentando por encima de este punto, la producción de esquisto seguirá aumentando hasta que los precios lleguen a la cima de la banda y la producción alcance su capacidad máxima. Si la teoría de la banda de precios es correcta en la práctica, la perforación no convencional puede tener un efecto amortiguador en los picos del precio del petróleo.

Texto traducido de: The Rise of Shale Oil

Comentarios