El futuro de la fuerza laboral en España post crisis


Ahora la población española se está reduciendo debido a la emigración, tal y como lo señala Tyler Cowen en Spain fact of the day: De hecho, el movimiento negativo en la población de España se está acelerando y nadie sabe a ciencia cierta hasta qué punto esta aceleración llegará, o cuánto tiempo va a continuar. Lo que sí sabemos es que la probabilidad de que la tasa de desempleo de España caiga por debajo del 20% para el 2020 es muy pequeña (actualmente es más del 26%), y con un desempleo tan alto, la presión para migrar seguirá siendo fuerte.

Tan insostenible es la situación del desempleo en España, que los profesionistas están migrando hasta Marruecos, y no son empleos de baja cualificación, sino que son puestos de trabajo que requieren una alta cualificación; en "The world upside down": The rise of Spanish immigration to Morocco, donde comentan: "Es como si el día de mañana, los estadounidenses comenzarán a irse a México en busca de trabajo".

Al Partido Popular (partido político que gobierna actualmente en España), no le preocupan estos datos, dado que en España es históricamente común la migración fuera de España en busca de trabajo, lo fue así, en la última migración que inicio con el exilio republicano y no pararon de salir españoles de España hacia América Latina, hasta 1973. Los políticos piensan que esta situación es similar y temporal, y cuando las cosas esten mejor en España, habrá programas de incentivo para que los españoles vuelvan a España a trabajar.

Pero la situación del pasado es muy distinta de la actual:

Los españoles que ahora salen, son personas con formación universitaria, con posgrados e idiomas. Los inmigrantes del pasado español, solo contaban con educación primaria y su fuerza de trabajo.


Hechos: España se quedará sin jóvenes altamente cualificados, cuando la situación mejore (en años, si es que mejora), España se verá con la mayoría de su fuerza laboral envejecida y con la carga de sus pensiones, y por otra parte, con una mano de obra barata y sin cualificación (si acaso formación técnica, ya que las universidades a día de hoy, ya se han convertido en un lujo para la gran mayoría de la población, y estamos hablando de las públicas).

Esto es el panorama del futuro del mercado laboral en España, una triste radiografía de un mercado destruido y preparado para producir con mano de obra barata.

Comentarios