Cooperación internacional para el desarrollo e I+D


"La biotecnología es una herramienta clave para asegurar el futuro alimentario del planeta. La cooperación con los países pobres no debe ser solo económica, sino sobre todo científica" tal y como señala el artículo: Genes contra el hambre.

La cooperación internacional para el desarrollo, cada día se encuentra más ligada al fomento de la ciencia y la tecnología a través de la cooperación y generación de I+D entre economías. Por ejemplo, las energías renovables, a parte de ser más económicas a mediano y largo plazo, benefician al medio ambiente (no perjudicandolo más de la cuenta) y nos beneficia a todos: La OMS revela que la polución daña la salud más de lo que se creía: Un nuevo informe asegura que las partículas en suspensión están relacionadas con arteriosclerosis o enfermedades respiratorias en niños, además de diabetes, problemas en la función cognitiva y desarrollo neuronal.

Por su parte, recientemente el Gobierno de España a presentado: La Estrategia de I+D+i la cual aspira a un gasto del 2% del PIB en 2020 (artículo de prensa). El cual es, el objetivo especificado en la nueva Estrategia Española de Ciencia, Tecnología e Innovación 2013-2020 (documento oficial).

La estrategia plasma ocho grandes retos sociales que deben guiar las actividades de I+D: salud, cambio demográfico y bienestar; seguridad y calidad alimentaria, agricultura, recursos naturales, investigación marina y marítima; energía; transporte; cambio climático y eficiencia de recursos y materias primas; cambios e innovaciones sociales; economía y sociedad digital; y seguridad, protección y defensa.

El Plan Estatal 2013-2016, como instrumento para desarrollar la estrategia, se estructura en cuatro programas: Promoción del talento y su empleabilidad; Fomento de la investigación científica y técnica de excelencia; Liderazgo empresarial en I+D+i; I+D+i orientada a los retos de la sociedad.

Un deseo algo contradictorio, ya que en plena crisis económica en España el gobierno de las primeras cosas que recorto de gasto público, fue la Cooperación Internacional y el I+D: El Gobierno redujo en un 15% las subvenciones de I+D en 2012, y en un 14% en 2013; ha suspedido el pago de programas ya aprobados y ha recortado la financiación de los proyectos científicos.

Además, Economía admite la fuga de cerebros:

Según los datos incorporados en el documento, en España había, en 2011, un total de 215.079 personas trabajando en I+D+i (130.235 investigadores), lo que supone un declive respecto al máximo de 2009 (220.777 y 133.803, respectivamente) y sitúa ambas cifras por debajo de 2008. Esto significa que los investigadores se van (fuga de cerebros), o cambian de ocupación abandonando la I+D o pasan al desempleo, que aumenta con los recortes en contratos, becas y proyectos.

Entre los indicadores de resultados, la nueva Estrategia destaca un aumento del personal empleado en actividades de I+D pasando del 11,8 por mil (sobre población ocupada) en 2010, al 16 por mil en 2020.

Comentarios