El negocio de la música tuvo su segundo año consecutivo de gran crecimiento, gracias al streaming


Durante casi dos décadas, el negocio de la música ha estado en caída libre. Ahora pareciera que esto se acabó gracias a los servicios de streaming.

Actualmente, las ventas de música en Estados Unidos aumentaron un 14 por ciento, a 8.700 millones de dólares el año pasado.

Es el segundo año consecutivo en que la industria ha experimentado un gran avance en ingresos, y eso se debe totalmente a servicios de streaming como Spotify y Apple Music, que están más que equilibrando la disminución de las ventas de CD (¡la gente aún compra CD!) y las ventas basadas en descargas.

La industria todavía no ha regresado a su punto máximo en 1999, cuando la gente compraba CDs por 15 dólares (incluso si solo querían escuchar una sola canción). Pero se está acercando mucho más de lo que los optimistas podrían haber imaginado hace solo unos pocos años.

Ese auge en las suscripciones de servicios de streaming, y la creencia de que hay mucho más crecimiento por venir, es la razón por la cual Spotify saldrá a bolsa, a pesar de que el servicio de música no está a punto de generar ganancias. Pero este tipo de información, les está diciendo a los inversionistas que existe una tendencia positiva de que se van a vender muchas más suscripciones, actualmente se encuentra en 70 millones en todo el mundo, y que, como lo hace, sus márgenes mejorarán mucho.

En la siguiente infografía se muestran los principales accionistas de Spotify:


Como se puede apreciar en la figura, importantes disqueras como Sony (5,7), Universal (4,8) y Warner (3,8) cuentan con una participación significativa en Spotify.


Comentarios