Los legisladores y la sociedad civil en los EE.UU. desean regularizar el mercado legal del cannabis


Antecedentes:

"En agosto del año pasado, a un mes y medio de haberse iniciado la venta legal de cannabis en farmacias en Uruguay, los bancos uruguayos comenzaron a cerrar las cuentas de las empresas vinculadas con la droga. Eso llevó a que de 16 puntos de venta que había en un inicio, seis dejaran de comercializar el producto (aunque luego se incorporaron dos nuevos locales). La decisión adoptada por los bancos uruguayos, incluyendo al estatal Banco República, respondió a que la legislación estadounidense hace incompatible el sistema bancario y el negocio de la marihuana —hecho que quedó evidenciado tras llamadas entre las casas locales y sus sucursales".


El secretario de Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, dijo el martes 6 de febrero del presente año ante el Congreso de su país que "quiere encontrar una solución para asegurarse de que las empresas (de cannabis) que operan en efectivo puedan acceder a una institución de depósito seguro". 

Esto se debe a dos principales motivos para destrabar la incompatibilidad entre el sistema financiero y el mercado de marihuana:
  1. evitar que las compañías estén "merodeando" con bolsos de dinero y,
  2. la posibilidad de recaudar impuestos del sector.

La marihuana no es una prioridad de la administración Trump, pero sí lo es para muchos legisladores y para una buena porción de la sociedad civil. Las últimas encuestas de opinión pública revelaron que seis de cada diez estadounidenses apoya que exista una legalización de la droga a nivel federal.

En la comisión de Servicios Financieros del Congreso hay al menos dos proyectos sobre legalización de marihuana a nivel federal. El tratamiento de los mismos está siendo acelerado luego de que California —un Estado de casi 40 millones de habitantes— regularizase la venta de cannabis con fines recreativos.

Ya son ocho los Estados de la unión norteamericana que han regulado la marihuana recreacional y 29 los que lo hicieron en lo medicinal. El mercado de cannabis en Estados Unidos movió, solo el año pasado, más de US$ 10.000 millones.


Comentarios