martes, 2 de febrero de 2016

Europa y la crisis de los refugiados

Primeramente, remontémonos en el tiempo, la guerra civil en Siria inicia en 2010 (con la Primavera Árabe).

En 2014, la intervención del Estado Islámico (EI) agrava el conflicto en Siria, aumentando la salida de refugiados del país.

En 2015, se agudiza la crisis migratoria en el Mediterráneo o crisis de refugiados en Europa, por el incremento del flujo descontrolado de refugiados, solicitantes de asilo, emigrantes económicos y otros migrantes en condición de vulnerabilidad.

En ese momento, ya varios países de Europa se veían desbordados con la llegada masiva de inmigrantes (principalmente Italia y Grecia).

A principios de septiembre del 2015, la imagen de un niño sirio ahogado en las playas de Turquía, sacude a los europeos. Inmediatamente, Austria y Alemania abren sus fronteras a la ola de migrantes proveniente de Hungría.

Durante unos meses todo era felicidad, los medios mostraban por una parte, las imágenes de una Europa que recibía con los brazos abiertos a los refugiados.

Con la entrada masiva de refugiados en Europa, las autoridades señalan del alto riesgo que entre los refugiados, estén entrando en Europa terroristas del EI.

El 13 de noviembre, París (Francia), sufre una serie de ataques terroristas. Como reacción, muchos países y ciudades europeas, elevan el estado de emergencia antiterrorista. Francia continua hasta el día de hoy en estado de emergencia. Véase: ¿En qué consiste el estado de emergencia en Francia?

El 31 de diciembre de 2015, durante las celebraciones de víspera de Año Nuevo, se presentaron múltiples casos de agresión sexual, robos y al menos dos de violación a mujeres en Alemania, principalmente en el centro de Colonia. Otras ciudades reportaron incidentes, entre ellas Berlín, Bielefeld, Düsseldorf, Frankfurt, Hamburgo y Stuttgart. También se ha informado de agresiones similares en Austria, Finlandia y Suecia.

Las descripciones de los hechos por parte de las víctimas eran siempre las mismas, grupos de hasta 150 hombres «norteafricanos» o «árabes»

Si los atacantes, eran refugiados o no, La canciller Angela Merkel, que en su primera reacción declaró su «repugnancia» por unos hechos «insoportables», admite el 7 de enero que no cree que lo ocurrido sean «hechos aislados» y se muestra dispuesta a una reforma legal que permita la deportación automática de cualquier extranjero que cometa un delito.


Por si la situación, no fuera ya de por si sumamente complicada en Europa: La Oficina Europea de Policía (Europol) estima, según sus previsiones más conservadoras, que al menos 10.000 niños refugiados han desaparecido nada más llegar a Europa. Algunos de ellos han acabado con familiares sin conocimiento de las autoridades, pero otros se encuentran en manos de organizaciones de tráfico de personas, según los oficiales europeos.

Y para más INRI de la situación en Europa: Merkel recuerda que los refugiados deberán marcharse cuando acabe la guerra en Siria e Irak. Dicha afirmación pública, sólo traerá más conflictos sociales entre los europeos y los migrantes. El odio está ya puesto sobre el sarten...

Finalmente, aquí les dejo un artículo de opinión sobre El reto de Europa y los refugiados

No hay comentarios: