lunes, 19 de enero de 2015

¿Por qué es relevante en la economía mundial la subida del franco suizo?

Recientemente, Suiza ha subido su moneda. Pero, ¿por qué esta subida es noticia internacional? ¿Por qué es relevante en la economía mundial? ¿Qué importantes repercusiones suponen a escala global? ¿Cómo afecta esto a la Unión Europea?. Para poder responder a estas preguntas, primero es necesario situarnos sobre cómo se encuentra la economía de Suiza:
  • Inversiones: Elevada calificación crediticia (AAA). Por tanto, el franco suizo es considerado como una moneda de refugio seguro para los inversionistas.
  • PIB: Suiza tiene una de las mayores dinámicas económicas de entre las naciones europeas. En los últimos cinco años, se estima que el crecimiento del PIB de Suiza fue de 1.8 por ciento real anual en promedio, muy superior al 0.7 por ciento que observó la Eurozona, y fue ligeramente menor al 2.2 que registró Estados Unidos en el mismo lapso. Su demanda proviene mayormente de la Eurozona.
  • Inflación: La inflación se ha mantenido en niveles cercanos a cero y existe un elevado riesgo de que entre en un periodo de deflación (entre 2010 y 2014 se observaron tres años con balance negativo en materia de crecimiento de los precios).
  • Reservas: Las reservas internacionales de más de 500 mil millones de dólares respaldan la estabilidad del país. Sin embargo, en los últimos meses de 2014, la defensa de la estabilidad monetaria suiza le costo mas de 33 mil millones de dólares de sus reservas.
  • Exportaciones: Suiza se caracteriza por tener un elevado superávit comercial (en los últimos cinco años registró un superávit promedio anual que superó los 25 mil millones de dólares). Sin embargo, la debilidad que ya estaba mostrando el franco suizo comenzaba a minar la competitividad de las exportaciones suizas, ya que las exportaciones pasaron de un crecimiento de 7.4 por ciento real anual en 2010 a un crecimiento moderado de 0.3 por ciento también en términos reales en 2013.
  • Tipo de cambio: En el 2014, la moneda llegó a cotizarse frente al dólar y el euro por debajo de un franco, niveles históricamente bajos.



El primer movimiento del Banco Centra Suizo, bajó la tasa de interés para depósitos en la banca comercial, al colocarla en en menos 0.75 por ciento, desde un previo de menos 0.25 por ciento. 

La decisión de eliminar el limite del tope cambiario del franco suizo de 1.20 unidades por euro, adoptada por el Banco Nacional de Suiza (SBN) el pasado jueves, tuvo dos objetivos:
  • Por un lado, reducir las presiones sobre su moneda y mantener su competitividad, principalmente con la Eurozona, el principal destino de sus exportaciones.
  • Por el otro, anticiparse a un posible cambio de estrategia por parte del Banco Central Europeo (BCE), que se espera comience un periodo de expansión monetaria para incentivar el crecimiento de la economía.

El no haber optado por la medida sobre el franco habría encaminado a Suiza a un periodo deflacionario, ya que su principal socio comercial (la Eurozona) comenzará a adoptar medidas para la reactivación del crecimiento económico por medio de la expansión monetaria, lo que fortalecería, aún más, a la divisa pero debilitando el crecimiento del país.

En cambio, para Edward Harrison, en su artículo publicado por Foreign Policy "Bienvenidos a las guerras de divisas", la vertiginosa subida de valor que ha experimentado el franco suizo, "es un presagio de una volatilidad aún mayor que está por venir".

Asimismo, el especialista cree que "la confusión del franco suizo ejerce una presión enorme a la Reserva Federal de EE.UU. para que revierta el curso y no endurezca aún más su política subiendo las tasas [de interés]". De lo contrario, según señala Harrison, se podría esperar una caída del "petróleo, bienes y monedas de mercados emergentes", y aquellas economías y sus mercados de activos se verían bajo presión.  

Vivimos "tiempos peligrosos", expresa el autor. "El mundo está adicto al estímulo monetario. Y los bancos centrales están haciendo todo lo posible para satisfacer esta adicción con la droga del estímulo monetario que quieren los comerciantes y especuladores", explica Harrison.

No obstante, esta respuesta política indica que "la política monetaria se encuentra en un estado anormal" y se han creado "serios desequilibrios macroeconómicos". Si la Reserva Federal de EE.UU. normaliza la política, estos desequilibrios pueden augurar problemas para los mercados emergentes y los mercados de activos globales", concluye el autor.


Las dos primeras explicaciones sobre la subida del tipo de cambio del franco suizo, son las respuestas que todo economista daría. En cambio, la que ofrece Harrison, me parece más interesante, ya que está explicación, es similar y me parece que está relacionada a la dada por Michael Spence (Premio Nobel de Economía) en "Cinco razones que explican el lento crecimiento económico global":

"La disparidad entre el comportamiento de los mercados financieros y de la economía real. La política monetaria ha resultado ser la mayor causante de dicha divergencia, otorgándole a los mercados demasiada liquidez, cuando se suponía que debería de potenciarse el crecimiento económico."

Todo parece indicar, que una característica producto de la crisis 2008/2009, ha sido que la política monetaria estadounidense y europea, en vez de ser un mecanismo de incentivo de la economía, se ha convertido en un instrumento que está produciendo más desequilibrios, no solo a escala nacional/regional, sino afectando negativamente a nivel global.

No hay comentarios: