¿Cómo va la cosa?


Olivier Blanchard nos habla sobre los riesgos del precipicio fiscal de EE.UU. y la caída del euro, y aunque según él ha habido una disminución de la incertidumbre, aún así, recalca que la recuperación va a un ritmo demasiado lento: Aunque hayamos evitado el precipicio, quedan montañas muy altas por escalar.

Por otra parte, algunos observan el comportamiento de Alemania, que significa la tendencia de toda Europa, y no se aprecia un horizonte tan positivo: Desplome de Alemania confirma que Europa navega por aguas turbulentas.

Comentarios