La importancia para una economía el I+D y la innovación en las empresas

Anteriormente comentábamos el último informe mundial sobre innovación en las empresas, así como, el aumento en la utilización de las energías renovables por parte de las economías más desarrolladas.

Hoy traigo como complemento, una serie de artículos que nos hablan de la importancia del gasto en I+D por parte de los países y el tema de la innovación en las PYME.

En La Cumbre ensalza el papel de las pymes en la relación iberoamericana: España pide facilidades para la entrada de empresas y trabajadores en la región.

Si la pasada década fue la del desembarco de las grandes empresas españolas en América Latina, la actual intenta ser la de la llegada de las pequeñas y medianas. Las pymes, casi ignoradas durante años por los sucesivos Gobiernos, se convierten ahora en la tabla de salvación para una crisis que ya dura cinco años y que no tiene visos de acabar pronto. La Cumbre de Cádiz se ha volcado en ensalzar el papel que estas empresas pueden tener en la nueva relación iberoamericana tras una era en la que los intercambios pasaban solo por las grandes firmas.

El 99% de las empresas latinoamericanas son pymes y dan empleo a dos de cada tres personas, según la OCDE. Sin embargo, como señala Alicia Bárcena, secretaria general de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), las pymes solo aportan el 20% del PIB regional. De las más de 110.000 pymes latinoamericanas que exportan (un 10% del total), apenas una veintena son las responsables del 40% de todas esas ventas externas.

En América Latina, las pymes están desconectadas de los sistemas productivos, del talento universitario y de los mercados; apenas innovan y tienen una bajísima productividad. Según el Gobierno de Mariano Rajoy cree que las pymes españolas son los socios ideales para dar un vuelco a esta situación. En España hay más de tres millones de estas empresas, casi el 80% están en el sector servicios, y en torno a una de cada cuatro tiene proyectos de internacionalización.


David Bustabad Reyes, fundador y director general de E-Waste Canarias (considerada una de las plantas de tratamiento de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos más modernas de Europa).

Global Entrepreneurship Week (GEW) se podría traducir como la Semana Mundial de la Iniciativa Emprendedora. Impulsada en 2004 por el primer ministro británico, David Cameron, cuenta con el apoyo de, entre otras personalidades, el presidente de Estados Unidos, Barak Obama; la Secretaria de Estado Hillary Clinton y el magnate de los negocios Sir Richard Branson.

Un proyecto internacional (participan 123 países) del que forma parte España, y que adquirió en 2008 su dimensión internacional a través de las fundaciones Make Your Mark y Kaufmann. Organizada en nuestro país por el IESE Business School de la Universidad de Navarra y el apoyo de algunas de las empresas y entidades más representativas del panorama nacional, la GEW Spain pretende incentivar el espíritu emprendedor entre los jóvenes españoles. Para ello dedica una semana, en este caso del 12 al 18 de noviembre, con diferentes eventos que sirvan para desmitificar la figura del emprendedor, impulsando el fomento a la iniciativa emprendedora. Con respecto a la capacidad emprendedora de David Bustabad, E-waste Canarias (situada en el Complejo Ambiental de Tenerife, en la localidad de Arico), ha logrado poner en marcha la primera planta de tratamiento de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) de Canarias, que con 7 millones de inversión ya es considerada la más moderna de Europa (sólo su línea de tratamiento de frigoríficos tiene un impacto ambiental equivalente a eliminar 60.000 vehículos de la circulación durante un año).

E-Waste Canarias ha puesto en marcha y explota una de las primeras plantas de tratamiento de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos de España. Con capacidad para tratar más de 100 distintos tipos de aparatos está considerada la más moderna y avanzada de Europa, al alcanzar un porcentaje de descontaminación del 99,8% de los gases de efecto invernadero. Un modelo de negocio basado en políticas de Responsabilidad Social Corporativa. David Bustabad da un consejo a los jóvenes emprendedores: “Para generar valor, hay que tener valores: humildad, esfuerzo, perseverancia, cooperación y comunicación”.

Cambiando un poco el tema, algo que ya sabiamos pero que no nos preocupamos mucho y por eso, es importante recordarlo: La reconversión que viene será por el agua.

En España un metro cúbico de agua costaba en 2010 (según el INE) una media de 1,51 euros, mientras que en Dinamarca o Alemania oscila entre cinco y seis euros. La diferencia es que los precios nórdicos recogen los costes reales de reciclaje y tratamiento. Así que nadie lo dude, poco a poco nos acercaremos a esa Europa más cara.

Llegados a este punto “es evidente que hay exceso de demanda y los precios del agua tendrán que subir. Las tarifas tienden a aumentar por encima de la inflación y, por ejemplo, en América del Norte y el sureste asiático ya muestran incrementos de dos dígitos”, analiza Philippe Rohner, gestor del fondo de inversión especializado en agua Pictet Water. Y añade: “A largo plazo, el precio del agua aumenta de media al año más rápidamente que el petróleo y con menos volatilidad”.

“El impacto directo debido a la subida del precio del líquido será mínimo; donde sí notarán un fuerte aumento, sobre todo papeleras, eléctricas y químicas, es en el coste del saneamiento, y este será tanto mayor cuanta menos agua tengamos en los ríos y más contaminados estén”, advierte Pedro Arrojo. Un número. Depurar dos veces el mismo litro de agua pueda costar hasta 40 veces más frente a su valor inicial en el grifo.

En primer lugar, es escasa. Solo el 0,25% del agua del planeta es potable. Y la mayoría se encuentra bloqueada en glaciares y permafrost. En segundo término, la demanda crece imparable. Según 2030 Water Resources Group, una división del Foro Económico Mundial, la petición mundial de agua dulce superará cuarenta veces la oferta en 2030.

Las 300.000 empresas que existen en el mundo relacionadas con los servicios del agua facturan 500.000 millones de dólares (393.391 millones de euros), solo 200.000 millones menos (157.356 millones de euros) que las farmacéuticas. La escasez genera negocio.

Finalmente, siguen los "tijeretazos" en España desde Europa, relacionado a los temas que hemos tratado hoy:

España pierde 20.000 millones en los presupuestos de la UE hasta 2020: Las mayores rebajas serán en los fondos de cohesión y las ayudas agrícolas. Ver gráfico:




Cada país miembro de la ESA tiene que pagar una contribución proporcional a su PIB —la de España es de casi el 7%— al programa obligatorio con la que se financian, sobre todo, las actividades científicas y los gastos de funcionamiento. Pero el resto de los proyectos de desarrollo tecnológico, incluidos los de observación de la Tierra, telecomunicaciones, astronautas, los cohetes o las naves espaciales del programa tripulado, se financian con el dinero que los países deciden aportar en cada uno de ellos. Estos programas optativos son especialmente estratégicos, ya que cada delegación suscribe los más apropiados para su industria. El presupuesto total de la ESA en 2012 supera ligeramente los 4.000 millones de euros.

Como hemos visto el día de hoy, países desarrollados como era España, ahora necesitan de la liquidez que les puede proporcionar las economías emergentes, a cambio de una transferencia de I+D que es de lo que carecen estas economías; una diferencia de la cual se debería ir desmarcando América Latina (LatAm), es decir, generar y no depender. Hasta el propio Banco Africano de Desarrollo (BAfD) ofrece a España que solicite proyectos para trabajar en licitaciones en África, lo cual esta muy bien para todas las partes interesadas; pero ahí es donde tiene que entrar LatAm, en temas de innovación, internacionalización, I+D, todo vía proyectos internacionales que tienen todo para hacerlo...

Comentarios