La educación y el empleo: las tendencias del mañana




STEM, un acrónimo en inglés de science, technology, engineering y mathematics que sirve para designar las disciplinas académicas de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas. La educación STEM contribuye a conseguir una mayor competitividad y por consiguiente, ayudará en el futuro a conseguir una mayor prosperidad económica y es un claro índice de la capacidad de un país para mantener un crecimiento sostenido.

En el siguiente gráfico, se muestra la proyección de graduados en STEAM en 17 países miembros de la OCDE y el G20:


Como se puede apreciar, China es el país que encabeza la lista en primer lugar. seguido por la India, Rusia y en cuarta posición los Estados Unidos. De América Latina, México ocupa el 7º puesto, seguido por Brasil (8º) y Argentina en el 14º. Finalmente, se encuentra España al final del listado (Fuente: There's a research revolution going on in China – and one day it could save your life).

  1. Proporcionar una visión convincente del futuro
  2. Establecer metas ambiciosas relacionadas con la innovación en vigor
  3. Crear elección y competencia
  4. Recoger muchos ganadores
  5. Medir los avances y rastrear el progreso
  6. Evaluar y compartir el rendimiento de las nuevas innovaciones
  7. Emparejar una mayor responsabilidad con la autonomía
  8. Invertir y capacitar a agentes de cambio
  9. Premiar los éxitos y fracasos productivos

En el siguiente gráfico, se muestran los países que mejor están manejando la relación entre la educación y el empleo, es decir, los países que han adecuado sus modelos educativos en función a la demanda actual del mercado de trabajo:

En este sentido, son Finlandia, Corea del Sur e Islandia, los tres países que mejor adaptados tienen sus sistemas educativos con las necesidades actuales que demandan las empresas. Para saber más sobre el rol de la educación sobre el mercado laboral del mañana, véase: 5 charts that explain the future of education.


Según los datos de IFR (International Federation of Robotics) que amplía Reuters. en lo referente a la automatización de las industrias, China quiere entrar en el top 10 en 2020, y actualmente cuenta con una media de 36 robots por cada 10.000 trabajadores en 2015 (una proporción que se conoce como densidad de robots).

No obstante, en cuanto las distribuciones en venta de robots industriales son China, Japón, Estados Unidos, Corea y Alemania, vendiendo entre las cinco un 70% del total mundial. En particular, China vendió 57,096 robots industriales en 2014, un 56% más que en 2013.

Cabe destacar que hablar de vender no significa instalar, y en esto China se queda atrás. Mientras las instalaciones en Estados Unidos (el tercero en ventas) siguen creciendo, con 26.200 unidades en 2015, por su parte, China cuenta con 16.000 robots industriales instalados. La idea que tiene China, es que en 2020, se pretende alcanzar la densidad de 150 robots de cada 10.000 trabajadores.

Con los datos que de momento ha publicado la IFR, tanto España como en México, las ventas de robots industriales bajaron un 16% (de las 2.300 unidades vendidas en 2014) y un 9% (2.500 unidades), respectivamente.

Así, pese a esos datos negativos, tanto las previsiones para los datos del estudio sobre 2015 como la de los próximos dos años (de 2016 a 2018) se presentan favorables tanto para Europa como para el continente americano en general. La IFR habla de un aumento de las instalaciones de robots del 9% para Europa y del 11% para América en el año 2015.

En el siguiente gráfico, se muestra la evolución de ventas mundiales de robots industriales de 2004 a 2014:

Se aprecia, que para el año 2009, cayó la venta mundial en casi la mitad, de 113 mil unidades en 2008 a sólo 60 en 2009. Con un clara estabilización en los años siguientes, hasta alcanzar ventas en 2014 por 225 mil unidades (el doble con respecto al 2008).

Hasta el momento, hemos hablado sobre el papel de la educación STEAM, el futuro de la robótica industrial, y ahora, como complemento del nuevo escenario de los mercados laborales, también se incluye el indicador para la nueva economía digital, que mide lo bien que una economía está utilizando tecnologías de la información y comunicación para impulsar la competitividad y el bienestar nacional.



El Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), destaca lo siguiente:

Singapur es el número uno, en gran medida, como resultado de un fuerte compromiso del gobierno con la agenda digital. Singapur, hace un excelente uso de las tecnologías digitales para facilitar el acceso a los servicios básicos y de gobierno, y en asegurarse que las escuelas están conectadas.

Finlandia ocupa el número dos. El país tiene muy buen acceso a las últimas tecnologías, así como el capital de riesgo, y sus empresas están altamente conectadas.

Noruega en la cuarta posición por delante de Estados Unidos, que también ha aumentado este año. Los EE.UU. se destaca en términos de su entorno empresarial y con una innovación extremadamente favorable, lo que ha llevado a convertirse en uno de los sectores empresariales más ágiles y digitalizados en el mundo.

El Reino Unido se mantiene en el número ocho. La percepción de la disponibilidad de capital de riesgo y compras del sector público de tecnologías avanzadas han mejorado en los últimos 12 meses.

Aunque todo lo anterior está muy bien, si es importante tener en cuenta que parece que, cada vez ganamos menos dinero, y la tecnología tiene la culpa: "Si analizamos la historia de los salarios de los trabajadores en Estados Unidos descubriremos, a simple golpe de ojo, que 1973 fue el año que dicho salario alcanzó su máximo nivel, y que a partir de entonces no ha dejado de descender. Casi la mitad de los trabajadores de ese año ganaba lo que hoy equivaldría a 767 dólares a la semana. Actualmente, ese mismo trabajador recibe 664 dólares semanales."

"Un problema que obviamente no se limita a Estados Unidos: los economistas Loukas Karabarbounis y Brent Neiman, de la Escuela de Negocios de la Universidad de Chicago, han analizado datos de 56 países diferentes, descubriendo que en 38 de ellos se había dado también una caída significativa de la participación de los trabajadores en la renta nacional, y que este desplome se debe a una mayor eficiencia de los sectores que producen capital que cabe atribuir a los avances en la informática y en la tecnología de la información".

Aunque esto sigue en debate, la siguiente lectura, que presenta una serie de gráficos muy ilustrativos sobre las tendencias del mercado de trabajo, tomando en cuenta los 3 aspectos tratados en esta entrada: educación robótica y economía digital: La tormenta perfecta que sufrirá el empleo en cinco años, según los sabios de Davos.

Comentarios