lunes, 20 de julio de 2015

Grexit o no Grexit, esa es la cuestión o sólo es un cuento chino

La deuda griega no es resultado de la crisis financiera mundial del 2008/2009, la deuda viene acumulándose y en aumento desde la década de los 80’s.

En este sentido, Grecia ya suponía un riesgo de selección adversa (adverse selection), ya que desde un inicio no tenía que haber entrado a formar parte de la moneda única (euro) y la Unión Europea, pero los interese económicos de Francia respaldaron la entrada de este país a la eurozona.

Antes de la crisis financiera mundial, la Unión Europea trabajaba bajo el modelo basado en el Honor de los miembros (Declaration on Honour), y en el uso de recomendaciones. Por tanto, los socios tenían la libertad de qué recomendación implementar y cuando.

Además, el seguimiento (monitoring) de la Comisión Europea antes de la crisis, deja mucho que desear, ya que si se hubiese hecho correctamente, Grecia no hubiese acumulado más deuda de la que podía soportar y se hubiesen corregido todos los desequilibrios que se venían acumulando (los griegos estaban viviendo muy por encima de sus posibilidades reales de su economía y a costa de la Unión Europea).

Por si esto fuera poco, el gobierno griego antes de la crisis del 2008/2009, estuvo maquillando durante años las cuentas nacionales, para ocultar el déficit público.

Llegó la crisis mundial y es verdad que a Europa los agarró por sorpresa, y empezaron los verdaderos problemas, aparecerían los PIGS (Portugal, Irlanda, Grecia y España-en inglés) de la Unión Europea, aquellos países con un alto déficit público y deuda soberana. Los más preocupantes serían, Grecia por su exorbitante tamaño de la deuda y España por tratarse de una economía de peso en la eurozona.

Hasta este punto, tenemos que:

  1. Grecia no tenía que haber entrado en la Unión Europea (UE)
  2. Con la crisis y el maquillaje de cuentas públicas, la UE tenía que haberles aplicado el bailout, por incumplimiento.

¿Por qué no se aplico el bailaout a Grecia?

Porque la exposición al riesgo de los bancos griegos y el contagio de la banca europea era demasiado grande y la salida de Grecia de euro en ese momento de tanta fragilidad hubiera sido catastrófica para la UE.

Por tanto, había que rescatar a Grecia y estabilizar la eurozona (unión bancaria, reducir la exposición al riesgo, rescates bancarios, saneamiento, rendición de cuentas, etc.).

Con el rescate a Grecia, llegaron ya no las recomendaciones, sino las obligaciones (mandatory).

El problema nuevamente (riesgo moral-moral hazard), es que Grecia no estaba cumpliendo, han llegado los vencimientos de la deuda y no tienen liquidez. Pero quieren -en realidad necesitan desesperadamente- dinero, pero el problema es que, sin haber cumplido lo acordado anteriormente y exigiendo además una negociación (en México, a eso se le llama: “limosnero y con garrote”).

Llegados a este punto, existen dos hechos totalmente verdaderos e innegables:

  1. Grecia no cumple con sus compromisos y ha empeorado su propia situación.
  2. La deuda griega es impagable para el país. Es necesaria una quita y una reestructuración de la deuda, acompañado de un plan económico elaborado por un dream team de economistas, porque salir del problema económico en el que se ha metido Grecia, va a ser imposible salir, al menos, en unas cuantas décadas.

En este punto, nos volvemos a preguntar, si es tanto problema y la UE estará manteniendo a Grecia, ¿por qué no mejor sacarlos del euro?

Si la respuesta es económica, Grecia tiene que salir del euro. No pueden pagar y Europa tendrá que mantenerlos. Sin embargo, el interés de que Grecia siga dentro de la Unión Europea, responde nuevamente a intereses más grandes.

y entonces vienen las negociaciones…

Durante meses, continuaba el deterioro de la economía griega, no llegaban a un acuerdo con el euro grupo, y finalmente, antes de firmar nada, decidieron preguntarle al pueblo SI querían aceptar las reformas de mayor austeridad que ofrecía el euro grupo o si se votaba que NO se aceptan.

Al mismo tiempo, Grecia decide no pagarle al FMI, siendo el primer país “grande” en no cumplir con el pago de su deuda (sin declararse en quiebra o suspensión de pagos), para algunos esto se debía simplemente, porque a los griegos no les daba la gana. Pero, la realidad, es que el pago al FMI, suponía una pérdida de dinero en líquido, y Grecia en esos momentos, no podía permitirse quedarse sin efectivo, sino su crisis nacional sería mucho peor.

El referéndum, es una estrategia política de doble filo, si hubiese salido que NO, el actual gobierno quedaba al descubierto de que no cuenta con el apoyo del pueblo, si sale que SI, refuerza su posición ante los acreedores.

La presión social estaba servida, con el cierre de los bancos (corralito), los griegos estaban viviendo una situación desesperada, por lo que los mercados esperaban un SI en el referéndum. Sin embargo, el resultado fue un NO.

Fuimos testigos y llovieron las alabanzas por el acto democrático del gobierno Griego. Sin embargo, ya no quedaba más tiempo, ni nada más que hacer, o se aceptaban las condiciones o simplemente no iba a haber más dinero. Además, existía la amenaza de sacar a Grecia del euro si no aceptaba las condiciones (Greexit).

Estados Unidos, al controlar el FMI, presiono para que se publicara el informe donde se señalaba que a Grecia se le tenía que hacer, al menos, una quita del 35% de la deuda.

Un equipo formado por técnicos franceses, ayudarían al país heleno a redactar el programa económico (que tendría que ser votado en el parlamente griego, para que los compromisos adoptados con el euro grupo, fuera ya leyes) y así, continuar con el rescate y las ayudas europeas.

¿Por qué molestarse tanto? Las razones son las siguientes:

  1. Grecia es un socio importante de la OTAN
  2. Tiene una posición geoestratégica en el mar báltico
  3. Compra una importante cuantía de armamento a Francia
  4. La salida de Grecia, supondría un fracaso para la Unión Europea

La deuda de Grecia es impagable para el país, reformar el país podría tardar 20 años, y eso no quiere decir que la calidad de vida mejore en el país. El mayor problema de Grecia, es que su mayor baza económica es el turismo y aunque es un sector que es relevante en el PIB, no es un factor determinante para que una economía sea desarrollada solo viviendo de eso.

Bajo este panorama, y siento expresarlo así, Grecia se ha convertido en “la primer prostituta” de la Unión Europea.



Imagen-The Economist: "The euro seems to be doing the exact opposite of what it was designed to do: Built to foster friendship, the euro is manufacturing misery instead".

No hay comentarios: