viernes, 13 de marzo de 2015

La reflexión de la semana: El Dólar frente al Euro. Posibles implicaciones económicas mundiales

La noticia de la semana, es el inicio de la compra de deuda europea por parte del Banco Central Europeo, lo que que causaría como resultado la caída del euro frente al dólar, es decir, se pronostica que 1 Euro valga menos que 1 Dólar estadounidense. Sin embargo, esto supondría, que aumentasen las exportaciones de Europa, mejorando así, la balanza comercial y se gana competitividad.

Antes de continuar con las posibles implicaciones que podría tener esto, considero relevante explicar primero, el papel de los tipos de cambio.

Los tipos de cambio

La mayoría piensa que tener una moneda fuerte es bueno, y si vale poco, es malo. Sin embargo, esto es relativo, ya que en realidad, el tipo de cambio de una divisa, lo óptimo sería un tipo de cambio de equilibrio, es decir, que la moneda nacional no se encuentre sobrevaluada o demasiado devaluada.

Algunos ejemplos:


  • El Dólar estadounidense tiene que ser fuerte, pero no más que el Euro o la Libra Esterlina.
  • El Yuan chino, está subvaluado, es decir, por debajo de su valor real, y esto es una de las ventajas de la economía china frente al resto del mundo, nadie puede competir con precios tan bajos.
  • El Peso mexicano, se tiene que mantener en un rango, digamos entre 10-12 pesos por Dólar estadounidense, por debajo de ese umbral es malo, encima es también negativo.
  • España al incorporarse al euro, "pilló" un buen tipo de cambio, es decir, un precio fijo por encima del valor real de la Peseta, por una parte ganó la economía de cara al exterior con la entrada al Euro, pero las cosas pasaron de costar 0,50 céntimos de Euro a 1 Euro, es decir, la economía nacional se volvió más cara.
  • A Reino Unido, le interesa mantener su moneda fuerte, esa es una de las razones que no le interesaba formar parte del Euro, ya que si hubiese aceptado, el valor real de su moneda hubiese bajado (el euro se suele mantener por debajo de la libra esterlina).


y así, cada país tiene sus casos sobre los tipos de cambio, lo que nos lleva a plantearnos ¿qué implican los tipos de cambio?


  • Referencia: El Dólar estadounidense, se considera la divisa de referencia en la economía mundial, ya que es la moneda que más se utiliza en las transacciones financieras internacionales, el Euro supone la competencia y en el futuro podría ser el Yuan chino.
  • Inversión: Una moneda fuerte y estable, atrae inversionistas, dichas divisas suelen ser las de los países más desarrollados. Una moneda débil, es también volátil, por tanto, es un riesgo para los inversores extranjeros.
  • Comercio exterior: el papel más importante de un buen tipo de cambio de equilibrio, comprar barato (importar) y vender mucho (exportar).
  • Poder Adquisitivo: Una moneda nacional fuerte, supone que todo sea más caro en el país de origen, pero supone que para comprar en el exterior o viajar como turista, se convierte en una ventaja. En cambio, las personas en países con un mal tipo de cambio, se ven limitados y hasta restringidos con su poder de compra con el exterior.
  • Remesas: Los inmigrantes en países desarrollados, mandan dinero a sus familiares en sus países de origen, esto supone una fuerte fuente de ingresos de divisas extranjeras en una economía local, convirtiéndose en una forma de inversión, ahorro y derrama económica.


Pues el hecho de que el Euro, esté por primera vez por debajo del Dólar, supone algo bueno para la Unión Europea, y algo malo para la economía de los Estados Unidos.

Sin embargo, este escenario podría debilitar nuevamente a la economía estadounidense y con ello, volver a desestabilizar a los mercados internacionales. Además, que el BCE compre deuda, que se aplique una política monetaria expansiva, para combatir el riesgo de deflación en la eurozona, bajos tipos de interés o hasta tipos de interés negativos, y un tipo de cambio devaluado. No garantiza que la crisis del euro se vaya a resolver, es un hecho, que si no hay reformas estructurales, los instrumentos en materia económica no surtirán el efecto esperado en la economía. Otro hecho, es que los resultados de una política monetaria exitosa no se empezarán a apreciar en la economía hasta dentro de 1 año y medio o dos.

Para leer más sobre la política de expansión monetaria del BCE y sus implicaciones económicas y financieras.

La guerra de divisas podría volver a calentar la economía global y se corre el riesgo de recaída, tanto para Estados Unidos, como para Europa. Pero, dado que Europa ha quedado más dañada por la crisis económica del 2008, es probable que esto se pudiese convertir en un punto de quiebra del sistema europeo o al menos como lo conocíamos antes de la crisis. Por su parte, la economía estadounidense ha demostrado la flexibilidad de su economía (la cual no posee Europa, por eso la necesidad de las Reformas Estructurales y la homogenización de las políticas económicas), y aún así, le ha tomado casi 6 años, retomar el camino a la recuperación económica. En este sentido, Europa parece condenada al fracaso en la economía real (bienestar social, empleo, etc.) hasta el año 2020 y no antes de ese año.

No hay comentarios: