martes, 18 de diciembre de 2012

Los niveles de deuda de España a diciembre de 2012


Como se puede apreciar en la imagen, los principales niveles de deuda mundial como porcentaje del PIB son Japón, Reino Unido y España, este último con una deuda superior a la de Francia, Italia y Estados Unidos.

¿Por qué espera Rajoy para pedir el rescate?

En resumidas cuentas, supone dos alternativas (cada una de ellas, lleva consigo más efectos como un árbol de decisión):

Si se pide:

1) Obtener liquidez, sanear la banca y liquidar cuentas a corto plazo y 2) Cierre al acceso de los mercados de deuda, fuga de capitales, incremento del riesgo de pedir un segundo rescate, entre otros efectos negativos.

Esperar a no tener que pedirlo:

Que las cosas mejoren por si solas, que la economía española continúe emitiendo deuda por sus propios medios, y que el dicho coste de financiación se vaya reduciendo. Que la economía se restablezca en un nuevo punto de equilibrio (inferior al del 2008) por si solo.

Esta segunda opción, podría pasar, pero en mí opinión es muy poco probable. Es más fácil, que con el tiempo, recortes y aguantando, salga la UE a una forma de rescate de España que sea la forma más económica posible para este país, pero esa opción también la veo improbable, por lo menos a corto y mediano plazo, para que esto suceda, la economía de la UE tendría que mantener un crecimiento acelerado que por si mismo le permita volver a inyectar liquidez a los países socios de la periferia.

Este artículo es sumamente interesante, ya que refleja por medio de una encuesta la opinión de los propios españoles sobre si pedir o no el rescate: Incertidumbre por el rescate.


  • El 42% dice que sería negativo pedir el rescate y el 40% asegura que sería positivo
  • Esperar y el 44% asegura que lo mejor es aguardar a un momento mejor y, a ser posible, no tener que pedirlo.
  • El 42% de los del PSOE creen que habría que buscar la forma de inyectar dinero a la economía española.
  • Sí tienen más claro los españoles el motivo por el que Rajoy no ha solicitado ese rescate: el 50% asegura que es simple indecisión porque no sabe qué hacer.
  • En lo que no tiene casi apoyo Rajoy es en su decisión de no actualizar las pensiones según el IPC final. Un 78% está en desacuerdo.
  • El 69% de los españoles está en contra de que se amplíen los años de cotización para poder cobrar las pensiones y el 71% que la reducción de prestaciones se haga por la vía de aplazar la edad de jubilación.
  • Un 90% lamenta que no se haya exigido responsabilidades a los que mandaban en las cajas, un 92% cree que ellos son los únicos culpables y un 71% prefiere que caigan las entidades quebradas.

Finalmente, y dado que no se menciona en el artículo, este punto es el que me llama más la atención de los que aparecen en la imagen: ¿Cree que si no se cambia el sistema de pensiones públicas se puede acabar produciendo una quiebra del mismo o piensa que esta es una visión exagerada?

A lo que responden más del 50% de los españoles encuestados que es una visión exagerada. Sin embargo, en mí opinión, es un riesgo latente a corto y/o mediano plazo en la economía española, y que se esta manteniendo entre los pendientes de cuando ya no se pueda, a ver que haremos. Porque así funciona el Gobierno español, a esperar a ver que es lo que sucede después.

No hay comentarios: