jueves, 14 de abril de 2016

Análisis de la banca española en España y América Latina



Debido a la fuerte presencia de bancos españoles, como el Santander y el BBVA (y en menor medida La Caixa) en América Latina, una pregunta que me hacen frecuentemente es:

1) en España, si creo que el riesgo de la banca en América Latina afectará a la banca en España, y viceversa

2) en América Latina, sobre si la crisis en España transfiere riesgo a los bancos españoles instalados en América Latina.

La respuesta es una cuestión relativa, por lo cual respondo según sea el caso, justamente en el momento de la pregunta.

Consideraciones:
  • Aunque la sede de estos bancos se encuentra en España, estos bancos instalados en otros países son independientes en sus respectivas contabilidades (aunque lleve el nombre Santander, es "otro" banco).
  • Sin embargo, globalmente, los beneficios obtenidos de estos bancos en países extranjeros, reportan beneficios en la contabilidad global de estos bancos (en este caso, en los beneficios totales del banco en España).
Se que suena un poco complicado, pero así es la ingeniería financiera, son cuestiones que parecen incorrectas en la lógica, pero son "legales".

Pues durante la crisis económica mundial (2008-2013), las pérdidas de la banca en España se cubrían por los beneficios que obtenían de sus filiales en América Latina.

Pero ahora, la situación se complica un poco, dado que en ambos lados del atlántico, la situación económica se está desacelerando.

Por tanto, dado que la situación económica en España, así como en el resto del mundo, no va a cambiar en los próximos años, al menos, durante este año y hasta el 2017. Y mientras no caiga en una crisis la región de América Latina, el riesgo bancario que sirve como puente entre los bancos españoles instalados en América Latina, no supone una vía de transferencia del riesgo.

Sin embargo, existen otros factores, que en realidad, actualmente no suponen un riesgo de la banca española, pero si serán factores a tomar en cuenta a mediano y largo plazo. Como es el número de oficinas y de personal en 450 oficinas del banco Santander en España.

Esta medida en resumen, supone una reducción de costes y busca aumentar los beneficios, a través de ser más eficientes.

No obstante, según como se mire, podría suponer un problema, yo por mi parte pienso inmediatamente, en la pérdida de los puestos de trabajo, dado que el tema del desempleo en España es una cuestión severamente grave, y aumentar el número de parados, podría empeorar el panorama en el país (desde mi perspectiva).

Pero, es más formal mirarlo por el lado de la banca. A continuación, les dejo dos artículos de opinión, uno que crítica la decisión del banco Santander y otro que considera que es una buena idea:
Pues hasta aquí, la parte correspondiente a España. Pero ahora veamos qué es lo que esta pasando con estos mismos bancos en América Latina.




Los bancos internacionales, debilitados por la crisis mundial y alcanzados por normas más estrictas, han ido reduciendo la escala de sus operaciones en América Latina y en otras economías emergentes, en tanto que los fondos de pensiones y las compañías de seguros de la región han sobrepasado los mercados internos a los que en gran parte estaban confinados. Es evidente que los países de América Latina tendrán que considerar un cambio de estrategia para seguir desarrollando sus mercados financieros.

Un nuevo estudio del FMI en que se analizan siete países —Brasil, Chile, Colombia, México, Panamá, Perú y Uruguay— sugiere que ha llegado el momento de reconsiderar una estrategia regional.

No hay comentarios: