jueves, 20 de abril de 2017

Impuestos alrededor del mundo 2017


La Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos analizó cómo 35 países gravan a los asalariados, lo que permite comparar las cargas fiscales entre las mayores economías del mundo. Cada año, la OCDE mide lo que llama la "cuña fiscal", la brecha entre lo que un trabajador recibe y lo que realmente gasta o ahorra. Se incluyen los impuestos sobre la renta, los impuestos sobre la nómina y los créditos o descuentos fiscales que complementan los ingresos de los trabajadores. Se excluyen las innumerables maneras en que los gobiernos imponen impuestos, tales como impuestos sobre ventas y sobre valor agregado, impuestos sobre la propiedad y sobre los ingresos y ganancias de las inversiones.


En la parte superior están Bélgica y Francia, mientras que los trabajadores en Chile y Nueva Zelanda son los menos gravados. EE.UU. está en el tercio inferior.

Un trabajador que gana un salario medio en Bélgica termina pagando una tasa impositiva casi ocho veces más alta que el trabajador individual promedio en Chile, según la OCDE.

Pero un número simple puede ser engañoso si usted está tratando de pintar un cuadro nacional. Las personas casadas y las que tienen hijos tienden a pagar tasas impositivas diferentes de las de los contribuyentes solteros sin hijos. Y en la mayoría de los países, incluidos los Estados Unidos, los más acomodados pagan mucho más que las personas de bajos ingresos.

Cuando la OCDE analizó a parejas casadas con hijos, las clasificaciones parecían un poco diferentes. Nueva Zelanda termina con la tasa más baja, mientras que Francia ocupa el primer lugar.


No hay comentarios: