martes, 19 de julio de 2016

Semana turbulenta: ataque en Niza (Francia) e intento de Golpe de Estado en Turquía




La semana pasada, Europa vivió un complicado cierre de la semana. Primeramente, el jueves 14 de julio, durante las celebraciones de la Toma de la Bastilla en Francia, un hombre embistió con un camión contra cientos de personas en el paseo marítimo (en la que murieron 84 personas y más de 300 resultaron heridas). Actualmente, se investiga si fue un ataque terrorista, el cual fue reivindicado posteriormente por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) y su "modus operandi" se corresponde con las consignas lanzadas por esa organización ó si fue obra de un "lobo solitario".

Lo que no queda duda, es que el ataque (que en los últimos años, ha ido en aumento en la eurozona, como resultado colateral de la expansión del EI, el conflicto en Siria, y la crisis migratoria de los refugiados), reafirma la alerta roja de las instituciones, la inseguridad de la población y un aumento de la islamofobia en Europa.

Al día siguiente, y es algo que después del Brexit sólo aumenta los riesgos en la UE, hubo un Golpe de Estado fallido en Turquía, que ha dejado un saldo de 290 muertos y más de 6.000 detenidos. Al "restablecerse el orden", al gobierno de Turquía ha reforzado su purga interna tras fallido golpe de Estado, que además de los 6,000 detenidos en el Ejército y el poder judicial, el gobierno de Erdogan ha separado a 30 gobernadores y más de 50 funcionarios públicos de alto rango. Por si fuera poco, las relaciones entre Turquía y Estados Unidos se tensan a medida que pasan las horas desde que se produjo el golpe de Estado en la pasada noche del viernes, ya que el gobierno de Erdogan insinuó que los norteamericanos pueden estar tras el levantamiento militar. Por su parte, la UE exige a Turquía que no utilice el golpe de Estado para dar pasos atrás en democracia: Los 28 avisan a Ankara de que «el rechazo inequívoco de la pena de muerte es un elemento esencial del acervo de la Unión».

Aquí, les dejó un interesante artículo con algunas consideraciones después del intento de golpe de Estado en Turquía: algunas certidumbres, demasiadas dudas

En el momento, que duro el golpe de Estado y la incertidumbre que se generó, aquí se describen algunas claves para entender lo que pasó en Turquía y su impacto económico

A mí parecer, esto me recuerda el conflicto en Ucrania, un conflicto de un país, que tiene efectos interregionales y que termina afectando la geopolítica de la zona, en este caso nuevamente, a la UE.

Tomen en cuenta que Turquía, juega un papel determinante en el conflicto sirio, es (era) un socio potencial para la UE (en cuanto mercado), y es uno de los agentes principales en el tema de control de fronteras frente a la crisis de inmigrantes que asola a Europa.

Ya veremos como se van dando las cosas...

No hay comentarios: